¡Jodidamente raro!

José Luis Benlloch MIÉRCOLES 23 DE SEPTIEMBRE DE 2020

¡Está todo tan raro, tan jodidamente raro!… La ministra de Trabajo mismamente, responsable del ninguneo asistencial a la gente del toro, se despacha con un ataque de buenismo arrepentido y le asegura a Gómez Pascual que nadie se quedará atrás, ¡vaya!… pues si Pascual no se hace el encontradizo con la señora no nos enteramos. Que no hay motivos ideológicos en todas esas desconsideraciones al toreo que han llevado a nuestra gente al borde de la desesperación vital, eso dice. Entonces, te preguntas, cuál es el motivo de tan cruenta desconsideración… ¿solo la incompetencia?… Y apostilló, que sí, que llegarán las ayudas. Pues que lleguen antes de que sea tarde, no olviden que el invierno está a la vuelta de la esquina y no cumplir sería el colmo del cinismo, pero ¡está todo tan raro, estamos tan toreados, vale tan poco la palabra de un ministro! que como Santo Tomás, el apóstol, hasta que no lleguen no creo, vamos que puede pasar de todo, que llueva o que no llueva y si no llueve habrá que hacer lo que el otro Tomás, José, el torero, plantarse y no moverse en nuestra reivindicación hasta que entiendan que el toreo también tiene derechos, no más pero tampoco menos. ¡País!

Rareza de primer orden es que se presenten veintiún festejos y no se note júbilo alguno con la que está cayendo. Y más que raro sonaría penoso que no se entendiese la coyuntura y no se enterrasen las hachas de guerra en todos los frentes. En todos

Raro también o no tanto conociéndoles, es que la propia gente del toro que suspira por que haya toros, que vive de que haya toros, que sabe que si este año no hay toros en determinadas plazas puede que no haya toros en mucho tiempo, cuando surge una idea y un plan, en este caso el de la Fundación, un parto de cinco o seis meses, le pongan todas las trabas y pegas del mundo sin presentar ninguna alternativa mejor. Ni comer ni dejar comer o joder por joder que viene a ser lo mismo. Al final salió adelante. ¡Uf!… Es un alivio, no digo que sea una panacea pero alivia la abstinencia. Nada que reste un ápice de méritos, al contrario, a todos los empresarios que durante estos meses, Alberto García, Carmelo, Garzón, Simón Casas, Juan Bautista… dieron el paso adelante sin grandes alharacas, mucho curro y mucha apuesta. Claro que rareza de primer orden es que se presenten veintiún festejos y no se note júbilo alguno con la que está cayendo. Y más que raro sonaría penoso que no se entendiese la coyuntura y no se enterrasen las hachas de guerra en todos los frentes. En todos.

Que el plan de la Fundación no reste un ápice de mérito a todos los empresarios que durante estos meses, Alberto García, Carmelo, Garzón, Simón Casas, Juan Bautista… dieron el paso adelante sin grandes alharacas, mucho curro y mucha apuesta

Menos raro es el cambio de apoderamiento de Roca Rey. A lo largo de la historia han sido pocas las figuras del toreo administrativamente monógamos que han mantenido la fidelidad bíblica de hasta que el sistema les separase. Que yo haya conocido Paco Camino, Palomo Linares, Capea, naturalmente, Joselito, Ponce… Así que el cambio puede haber sido una sorpresa pero no una rareza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba