LA RUTILANCIA EN SU MÁXIMA EXPRESIÓN

¿Hay toros? o «NO» Y lo poco que se anuncia en los carteles ¿Para Quien?

Lo poco que hay, para los de siempre y con los toros de siempre.

Cuando las temporadas taurinas han dejado de existir en gran parte y las que se ha colado han sido gracias a esfuerzos ajenos, los carteles parecen fotocopias, las mismas caras y los mismos toros. Monopolios aceptados por las rutilantes figuras y el que venga detrás que ¡arreee! Auténtico compañerismo en momentos delicados.

Cuando los momentos son malos para todos y la generosidad debe aflorar, hay quien piensa que los que forman parte de la élite, se encuentran exentos de cualquier responsabilidad para con sus compañeros y habida cuenta de sus exigencias mal reparten las migajas.

Ejemplos vivos como los de los alrededores de Madrid, Alcalá y Sanse, solo encartelan rutilantes. Y las miniferias de pueblos para los demás.

Así está la fiesta, quejas, paseos, protestas, ganaderos que se arruinan y empresarios que también, toreros que no torean y los antis que se descojonan y lanzan encíclicas y vaticinios de su posible triunfo para acabar con tal «atrocidad».

Espero y deseo que esta Pandemia no se utilice para la destrucción y que sirva de nexo de unión para salir reforzados y hermanados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba